Empieza un nuevo curso y sin duda es un buen momento para legalizar nuestros proyecto, es decir, poner orden y asegurarnos que cumplimos con aquellas obligaciones que se nos exige a la hora tener un proyecto en el mundo 2.0. Concretamente hacemos referencia a la Ley de la Sociedad de la Información a los derechos de los consumidores.

  1. Comunica tu fichero de datos a la AEPD: en el caso que gestiones datos de carácter personal (se entiende como tal por ejemplo si recoges datos personales mediante la suscripción a tu neswletter o tienes una tienda online, entre otros), debes comunicar a la Agencia Española de Protección de datos la existencia de ese fichero en el que recopilas todos esos datos.
  2. Informa a tus usuarios sobre tu política de privacidad, las normas de uso de tu sitio y tus condiciones de venta: es fundamental que dispongas de una política de privacidad en la que informes a tus usuarios de que destino vas a otorgar a sus datos personales así como informar sobre los derechos ARCO. Informa a tus visitantes de las normas de uso de tu web (tema de contraseñas, derechos sobre el contenido de la misma, posibles cambios, …) y por último, en caso de disponer de una tienda online, no te olvides de redactar y ofrecer a tus clientes unas condiciones de venta en la que se recojan aspectos como procedimiento de compra, envíos, política de devoluciones, …etc. Recuerda que es fundamental que estos textos se encuentren en un lugar visible y de fácil acceso para el visitante a tu web.
  3. No te olvides de las cookies: hoy en día, todos hacemos uso de cookies para conocer el comportamiento de los visitantes a nuestra web así que no te olvides de redactar una política de cookies y como el caso anterior, colócala en un lugar visible para tus usuarios a la vez que solicitas su consentimiento expreso (existen varios pluggins que te puedes instalar en este sentido).

Si bien los anteriores puntos son fundamentales para cumplir con la normativa existente, existen otros elementos que te animo a tener en cuenta para proteger tu proyecto:

  1. Protege tu marca: una marca es lo que nos diferencia de nuestra competencia y entorno a lo que gira nuestro proyecto así que protégela. Registra tu marca ante la Oficina Española de Patentes y Marcas y evita sustos, dinero y muchos disgustos en un futuro. Crea mucha impotencia que un día venga alguien y te diga que debes dejar de usar tu marca porqué él la tiene registrada.
  2. Protege tus derechos de autor: no olvides especificar que uso de puede hacer del contenido de tu blog o web, y en caso que veas que alguien hace uso del mismo sin tu consentimiento, toma cuantas acciones sean oportunas para que deje de hacerlo. Haz valer tus derechos como autor.

Como puedes ver, con pequeños gestos podemos proteger el trabajo de muchas horas y es que de poco vale que trabajemos mucho en nuestros proyectos y que luego todo se derrumbe por no cumplir con la normativa o por no proteger correctamente nuestro proyecto.

Te animo a que pongas en orden los puntos anteriores y si ves que no tienes tiempo para ello (sé que es difícil delegar pero con el tiempo he aprendido que es la única forma de sobrevivir) no dudes en contactarme y estaré encantada de echarte una mano.

Nos vemos el próximo miércoles.