GO BACK
        TO MENU

        Si hay un tema que se ha puesto de moda estos últimos meses, es sin duda la nueva normativa en materia de protección de datos. Primero, fue el nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), que empezaba su andanza el pasado 25 de mayo de 2018, y ahora ha sido la nueva Ley Orgánica de Protección de Datos que entró en vigor el pasado 5 de diciembre de 2018.

        Si estás aquí, probablemente a estas alturas ya eres consciente que tratas datos personales, entendiendo como tal aquella información que nos permite identificar a una persona (cliente, proveedor, trabajador, colaborador, suscriptor, etc.), ya sea de forma directa o indirecta (nombre, DNI, dirección postal, número de teléfono, información referida a la identidad física, como los datos genéticos, fisiológicos, psíquicos, económicos, culturales o sociales), y quieres asegurarte que has tomado las medidas suficientes para evitar cualquier tipo de infracción frente a una posible inspección por parte de la Agencia Española de Protección de Datos

        Hoy, vamos a centrarnos en la figura del encargado del tratamiento de datos personales y la importancia, como responsables del tratamiento, de asegurarnos que quienes actúan en nuestro nombre como encargados, lo hacen cumpliendo con las garantías suficientes y las exigencias impuestas por la normativa vigente

        “La nueva normativa exige que nos aseguremos que las personas con las que trabajamos (proveedores y/o trabajadores), cumplen en materia de protección de datos y que toman las medidas de seguridad necesarias para salvaguardar los datos personales a los que tienen acceso como consecuencia del desarrollo de su actividad profesional”

        Empecemos por entender la figura del Encargado del tratamiento de datos personales.

        El Encargado de datos personales es aquella persona (o entidad) que va a manejar en el día a día los datos personales según las instrucciones emitidas por el responsable.

        Por ejemplo, yo recojo los datos personales mediante la suscripción de mis usuarios (yo soy la responsable de los datos de mis usuarios). Utilizo la plataforma de Mailchimp, por lo que dicha plataforma es la encargada del tratamiento. Yo, como responsable le indico a mi “proveedor”, en este caso, Mailchimp, que quiero que haga con los datos de mis usuarios. Le digo que haga listas, que mande campañas,…etc.

        Otro ejemplo muy claro de encargado del tratamiento de datos personales es el supuesto de que tengamos un gestor. Piensa que para poder realizar la actividad que le has contratado (encargado), necesita ver tus facturas, por ejemplo. En esas facturas a tus clientes o de proveedores, aparecen sus datos personales. Datos personales de los que tú eres Responsable y que le has facilitado. Ese gestor, en este caso, actuará como encargado del tratamiento.

        En el supuesto de nuestros proveedores, la mejor forma, no únicamente de dejar constancia de que cumplen en materia de protección de datos, sino que nos va a permitir demostrarlo en el supuesto de una inspección, es redactar un contrato de encargado del tratamiento.

        A continuación te dejo el link de la guía que ha creado la Agencia Española de Protección de datos en la que se detalla de forma muy clara la figura del encargado del tratamiento e incluso, adjunta una plantilla de contrato. 

        Si tienes encargados del tratamiento y quieres asegurarte de cumplir con la normativa de protección de datos, no dudes en contactarnos. Estaremos encantados de ayudarte con la actualización en materia de protección de datos de tu negocio. Y si quieres saber un poco más sobre la protección de datos, no te pierdas la guía que hemos preparado en la que te contamos las claves para adaptarte a la nueva regulación. Simplemente tienes que suscribirte para poder descargarla de forma totalmente gratuita. 

        De este modo no únicamente vas a evitar indeseables y dolorosas sanciones sino que vas a mostrar una imagen de seriedad y confianza frente a tus potenciales clientes. 

        0 COMENTARIOS

        DEJAR UN COMENTARIO

        Su email no será publicado, por favor complete los campos marcados con *

        He leído y acepto la política de privacidad
        Te informo que la información que nos facilitas será tratada por Núria Ramírez, responsable de la web, con el fin de gestionar y publicar los comentarios del blog. Los datos proporcionados se conservarán mientras exista interés por ambas partes. La legitimación se obtiene mediante tu consentimiento. Los datos no se cederán a terceros. Podrás ejercer tus derechos en contacto@thelegalhat.com



        Es hora de ponerse las pilas con los temas legales.

         Soy Núria Ramírez, y  en cada post de mi blog te  traigo consejos útiles para que le pierdas el miedo a todos esos asuntos legales de tu negocio que vas dejando “para otro día”. Más cosas sobre mí >>



        No te la juegues

        Descarga gratis mi ebook con La nueva normativa de protección de datos, en 5 puntos clave (¡y recibe mi boletín para estar al día en asuntos legales!).

        He leído y acepto la política de privacidad

        X